Los perros contraen enfermedades cardíacas, al igual que sus compañeros humanos. De hecho, se estima que millones de perros México tienen enfermedades del corazón.

Los signos clínicos de la enfermedad cardíaca dependen del tipo de enfermedad y la gravedad. Es importante tener en cuenta que al principio puede no haber síntomas en absoluto.

A medida que la enfermedad cardíaca progresa a insuficiencia cardíaca congestiva, que ocurre cuando el corazón no puede satisfacer las demandas del cuerpo, un perro puede desarrollar síntomas más obvios, como fatiga, menor disposición para caminar o hacer ejercicio, dificultad para respirar, pérdida de apetito, pérdida de peso, abdomen distendido, problemas para dormir o toser.

La enfermedad cardíaca puede conducir a insuficiencia cardíaca congestiva. Es entonces cuando el corazón de su perro tiene problemas para bombear sangre al resto de su cuerpo.

Los signos clínicos comunes incluyen:

Soplo cardíaco debido a la regurgitación de la válvula, que conduce a la dilatación auricular izquierda y ventricular izquierda

Dilatación progresiva del ventrículo izquierdo, que finalmente conduce a disfunción sistólica.

Aumento significativo de la aurícula izquierda

Desarrollo de hipertensión pulmonar, que puede contribuir a signos clínicos, como dificultad respiratoria y síncope.

Dado que la enfermedad cardíaca temprana es asintomática, es mejor llevar a su perro al veterinario todos los años para detectar enfermedades cardíacas. Ellos se van encargar de darte un diagnóstico preciso.

Llama al Intermédica Veterinaria de Especialidades Metepec.